Ir al cine durante el brote de coronavirus

Varios estados han estado demorando en hacer que las salas de cine sean más seguras, pero muchos amantes del cine no están interesados en ir al cine durante la reciente pandemia de coronavirus, y muchos estados han tomado medidas para permitir un mejor proceso de detección. Muchos estados, como Nueva York y California, han postergado la construcción de cines interiores en su mayoría, mientras que otros estados como Carolina del Norte y Texas abrirán sus propios cines interiores al menos durante el próximo mes. Aunque esta es una buena noticia para los amantes del cine, también es algo desalentadora para los propietarios de los cines. Los amantes del cine están buscando lugares donde puedan sentarse y relajarse, así que seguirán yendo al cine sin importar qué, lo que hace que el tema sea un poco más complicado.

Los cines durante el brote de Coronavirus

El problema es que el reciente brote de coronavirus, en el que personas de todo el mundo estaban siendo infectadas por el mortal virus del SARS, ha puesto el interés del público en los teatros en un nivel completamente nuevo. No sólo la gente quiere volver a ir al cine, sino que quieren poder hacerlo sin preocuparse por la propagación de la enfermedad. Y por eso es importante que los cines ofrezcan un buen proceso de detecciónpara sus clientes.

El proceso de proyección en los cines

Cuando se trata de un proceso de detección seguro, hay varios factores que los amantes del cine deben tener en cuenta antes de ir al cine. En primer lugar, es importante averiguar qué tipo de proyecciones se ofrecen en cada cine en particular, porque las opciones de proyección cambiarán dependiendo del tipo de película que se quiera ver. Por ejemplo, si quieres ver una película de terror o una película biográfica, la proyección será significativamente menos rigurosa que un largometraje. Además, aunque es un hecho que los cines ofrecen algún tipo de asiento cerrado, no es una buena idea asumir que la pantalla está completamente despejada cuando entras. De hecho, muchos cines están instalando grandes pantallas de proyección para que todo el público pueda ver las películas en ellas, lo que debería mantener a todos los clientes dentro del cine cómodos y protegidos.

Además, es una buena idea averiguar si la proyección se ofrece en un horario de sólo noche de cine, que es el día o la noche después de que se haya proyectado una película específica. Algunos cines ofrecen diferentes noches de cine a lo largo del año, mientras que otros sólo tienen una noche de cine específica durante los meses de verano. De esta manera, puedes encontrar una película que te guste pero no tienes que viajar todo el día o la noche para verla.

Otro factor que hay que tener en cuenta es la cantidad de espacio que necesitarás para disfrutar de la película que quieres ver. Además de poder disfrutar de las películas cómodamente, también deben ser seguras. Si viajas con un presupuesto ajustado, no pierdas tiempo reservando un asiento en un cine muy caro en el que es muy difícil entrar. Muchos cines ofrecen tarifas más baratas sólo para ahorrar dinero. Si te preocupa la seguridad, tal vez debas considerar pagar un poco más a un precio más barato, pero asegúrate de estar cómodo mientras estés allí.

Finalmente, no olvides preguntar sobre el tipo de palomitas de maíz y bebidas que puedes llevar al cine si no te apetece ver la película delante de ti. Esto puede parecer obvio, pero algunos cines requieren que tengas una cantidad mínima de palomitas o comida en casa antes de mostrar la película. Algunos cines también requieren que tengas ciertos alimentos que puedas traer al cine. Estos incluyen bocadillos, bebidas, fruta y bebidas que no estén calientes como el té o el café, o el chocolate caliente. Asegúrese de preguntar sobre cualquier restricción antes de inscribirse en el alquiler o la compra de un cine.

Ocio / por

Autor entrada: admin