¿Por qué son tan importantes las traducciones juradas?

Cuando necesite traducción para un documento, su primer paso debe ser contratar a un profesional para realizar el trabajo. Pero ese profesional tendrá que hacerle algunas preguntas antes de realizar la traducción. En el caso del precio de la traducción jurada, aunque sea algo mayor que el de la traducción general, está totalmente justificado por la preparación del traductor y por los problemas que se pueden evitar a posteriori.

En particular, él o ella probablemente le preguntará si necesita el documento certificado, notarizado o jurado. Si esta pregunta lo confunde, debe conocer las diferencias entre las traducciones notariales, certificadas y juradas.

Traducciones juradas

Como su nombre indica, las traducciones juradas sólo pueden ser realizadas por traductores jurados. Más concretamente, sólo los traductores que hayan prestado juramento ante los tribunales bajo pena de perjurio pueden proporcionar traducciones juradas.

Una traducción jurada demuestra que la traducción de un documento es auténtica, al igual que una traducción notarial. Pero a diferencia de las traducciones notariales, las traducciones juradas no tienen que ser firmadas ante un notario público. En cambio, el sello de un traductor jurado es suficiente.

Lo más probable es que necesite traducción jurada para documentos legales. Los certificados de patentes y los documentos para constituir una empresa son algunos ejemplos de documentos que podrían requerir traducción jurada.

Traducciones certificadas

Las traducciones juradas son más oficiales que las traducciones realizadas simplemente por hablantes nativos o incluso por traductores regulares, porque sólo los traductores certificados pueden realizarlas. Por lo tanto, si necesita una traducción certificada, debe hablar con un profesional certificado.

Además, las traducciones certificadas deben incluir una declaración del traductor que diga que el contenido ha sido traducido de forma completa y precisa por un profesional certificado. El traductor debe incluir su firma e información de contacto. Esencialmente, este tipo de traducción es una garantía de calidad por parte del traductor.

Los documentos que generalmente requieren una traducción certificada incluyen documentos de inmigración, transcripciones de la corte, documentos probatorios y pasaportes. También se requieren traducciones certificadas cuando se necesita mostrar un certificado de nacimiento, defunción o matrimonio.

Traducciones notariales

Las traducciones notariales pueden ser realizadas por cualquier traductor, no sólo por profesionales certificados. Lo que los diferencia de otros tipos de traducciones es que el traductor debe presentarse ante un notario y luego firmar una declaración jurada que dice que la traducción es una verdadera representación del documento original.

De esta manera, las traducciones notariales no necesariamente dicen mucho sobre la calidad del trabajo del traductor, sólo sobre el documento en sí. Esto contrasta con las traducciones certificadas.

Usted puede esperar necesitar traducciones notariadas cuando se trata de documentos relacionados con la educación. Por ejemplo, los diplomas y las transcripciones de la escuela por lo general necesitan ser notariados.

Autor entrada: admin